Estás en: Inicio > Liquidos
 
General
Top descargas  
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estequiometría
Estructura atómica
Tabla periodica
Enlace ionico
Enlace covalente
Fuerzas intermoleculares
Teoría cinético molecular
Leyes de los gases
Líquidos  
Sólidos
Utilidades
  Disoluciones
  Presion osmótica
  Termodinámica
  Entalpía
  Leyes de la Termodinámica
  Calorimetria
  Termoquimica
  Entropia



Liquidos

Los líquidos se caracterizan por su volumen fijo y forma variable. Las fuerzas intermoleculares son mayores que en los gases, pero al igual que en estos, sus partículas están en movimiento constante.

Propiedades:

  1. La evaporación se produce cuando las moléculas del líquido abandonan su superficie y pasa a forma gaseosa. Esto ocurre cuando las moléculas tienen la suficiente energía cinética para vencer las fuerzas intermoleculares.
  2. La condensación es el cambio físico opuesto a la evaporación. Cuando las moléculas gaseosas pierden energía vuelven al estado líquido.
  3. La viscosidad representa la resistencia de un líquido a fluir. A medida que aumentan las fuerzas intermoleculares aumenta la viscosidad y el líquido fluirá más lentamente.
  4. La tensión superficial es la resistencia que presenta un líquido a la rotura de su superficie, y también depende de las fuerzas intermoleculares. El efecto de estas fuerzas es colocar las moléculas hacia el interior de la superficie. En ausencia de gravedad las gotas de agua serían esféricas.
  5. La capilaridad es la capacidad de un líquido para ascender por un tubo estrecho, gracias a las fuerzas de atracción entre sus moléculas y la pared interior del tubo (fuerzas de adhesión). El líquido sólo puede ascender hasta un límite, ya que a medida que asciende aumenta su  energía potencial. La altura que puede alcanzar es directamente proporcional a la tensión superficial e inversamente proporcional a la densidad y al diámetro del tubo.

H= Capilaridad

Cuando tenemos un líquido en un recipiente abierto se evapora. Sin embargo, si está cerrado sólo algunas moléculas del líquido pasan a estado gaseoso. Con el tiempo la concentración de estas moléculas gaseosas aumenta, y como no pueden salir del recipiente chocan contra sus paredes y vuelven a condensar. En algún momento se producirá un equilibrio dinámico en el que la velocidad de evaporación es igual a la velocidad de condensación. Una vez alcanzado este equilibrio la concentración de moléculas en estado gaseoso no cambia con el tiempo. Es decir, la presión ejercida por el vapor sobre el líquido se mantiene constante. La presión del vapor en equilibrio con el líquido se llama presión de vapor, la cual es característica de cada líquido, aumenta con la temperatura, y es independiente de la masa y el volumen del líquido.

Cuando calentamos un líquido en un recipiente abierto lo primero que observamos es la aparición de unas burbujas en el fondo, debidas al aire que abandona el líquido al aumentar la temperatura. Con el tiempo el burbujeo se observa en todo el volumen del líquido. Esas burbujas comienzan a ascender a la superficie donde se rompen, en este momento decimos que el líquido está en ebullición. Un líquido hierve a la temperatura a la cual su presión de vapor es igual a la presión que exista sobre su superficie. Si esta presión es de una atmósfera, a esa temperatura se la llama punto de ebullición normal.

Diagramas de fases: Para cualquier sustancia pura podemos considerar el equilibrio establecido entre un líquido y su vapor, el equilibrio entre un sólido y el líquido, y el equilibrio entre un sólido y su vapor. Un diagrama de fases es aquel que representa las condiciones de presión y temperatura en los que las distintas fases están en equilibrio.
Las líneas de separación se llaman límite de fase, y los puntos sobre esas líneas muestran las condiciones en las que existe un equilibrio dinámico entre dos fases. La líneas A-B es la curva de sublimación, la línea A-C es la curva de presión de vapor, y la línea A-D es la curva de fusión. A se llama punto triple e indica las condiciones de presión y temperatura en las que las tres fases están en equilibrio.

©2004 Elergonomista.com