Estás en: Inicio > Solubilidad
 
General
Top descargas  
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estequiometría
Estructura atómica
Tabla periodica
Enlace ionico
Enlace covalente
Fuerzas intermoleculares
Teoría cinético molecular
Leyes de los gases
Líquidos  
Sólidos
Utilidades
  Disoluciones
  Presion osmótica
  Termodinámica
  Entalpía
  Leyes de la Termodinámica
  Calorimetria
  Termoquimica
  Entropia



Solubilidad

La mayor parte de los compuestos iónicos son muy solubles en agua.

Se denomina SOLUBILIDAD de un compuesto a la máxima cantidad del mismo que puede diluirse en un determinado volumen de disolvente ; corresponde a la cantidad de soluto presente en una disolución saturada (aquella que se encuentra en equilibrio con un exceso de soluto).

La solubilidad de un compuesto depende de la temperatura : es una característica de cada soluto para cada valor de temperatura.

Cuando un soluto se disuelve, se rompe su red cristalina, venciendo las fuerzas de atracción que mantienen unidos a los iones. Es necesario superar la energía de red, y esto se consigue con la hidratación (atracción entre los iones y las moléculas de agua).

En general, la energía de hidratación es menor que la energía de red, por lo que el proceso de disolución es casi siempre exotérmico. De cualquier modo, la relación entre los dos tipos de energía determina que un compuesto sea más o menos soluble.

PRODUCTO DE SOLUBILIDAD

    En una disolución saturada hay un equilibrio entre la sal sólida sin disolverse y los iones de la sal que se encuentren en la disolución ; para un compuesto cualquiera :

    1

    equilibrio que tendrá una Kc :   1

    pero como la concentración de la sal que no entra en disolución permanece constante, puede englobarse con la Kc, quedando :

    1

    donde Ps es una constante denominada Producto de solubilidad (Puede representarse también por Ks o por Kps.

    El producto de solubilidad indicará las concentraciones máximas de los iones de un soluto que pueden existir en disolución ; ya que :

    Si el producto de las concentraciones de los iones elevados a sus correspondientes exponentes es menor que el producto de solubilidad, la disolución no estará saturada y admite más soluto.

    Si el producto coincide con el producto de solubilidad nos encontraremos justamente en el caso de una disolución saturada.

    Si el producto excede el valor del producto de solubilidad, la disolución estará sobresaturada, y el exceso de soluto presente formará un precipitado.

©2004 Elergonomista.com