Estás en: Inicio > Repercusion en nuestro derecho de las directivas comunitarias
 
General
Top descargas  
Elergonomista
Objetivos
Contenido
El trabajo y los riesgos profesionales
Clasificación de los riesgos profesionales
Disciplinas de la prevención
Medicina en el trabajo
Seguridad laboral
Higiene industrial
Psicosociologia industrial
Economia industrial
Ergonomía  
Normas del ordenamiento jurídico laboral
Utilidades
  Normas del ordenamiento jurídico no laboral
  De las primeras leyes laborales al franquismo
  La seguridad laboral como disciplina independiente de la normativa aseguradora
  Concepto legal de accidente de trabajo
  Supuestos legales de accidente de trabajo
  Supuestos jurisprudenciales de accidente de trabajo
  Modelo de los partes de accidentes de trabajo
  Costes de los accidentes de trabajo


Repercusion en nuestro derecho de las directivas comunitarias

   El incumplimiento de las Directivas Comunitarias es muy frecuente, son ejemplificadores los casos de Alemania o Francia.

   Problemas que se plantean con el incumplimiento de las Directivas:

Primacía del Derecho Comunitario: art. 109 del Tratado de Maastricht, obligación de los Estados miembros en el cumplimiento de la normativa comunitaria (reglamento, directiva, etc).

El Estado infringiría con el incumplimiento de la Directiva los derechos de los particulares comunitarios, causándoles un perjuicio.  Por ello, el Ordenamiento Comunitario ha creado un mecanismo que proteja jurídicamente a estos particulares en estos casos: Efecto directo de las directivas no traspuestas en el plazo establecido.  Consiste en la posibilidad reconocida por el TJCE a cualquier ciudadano de poder interponer ante un tribunal ordinario de su país una demanda por incumplimiento de la Directiva por parte de su Estado, exigiendo la aplicación de los preceptos de la Directiva.  Asimismo, lo faculta para reclamar una indemnización por daños y perjuicios por dicha inaplicación. 

El TJCE distingue entre el efecto directo vertical y el efecto directo horizontal.

   El efecto directo que el TJCE reconoce es el vertical, aquel que se establece entre Estado y ciudadano-trabajador, y no el horizontal, aquel que se establece entre el empresario y el trabajador.  Ello se debe a que, por un lado, si el empresario incumple la legislación social es competencia de los Juzgados de lo Social; por otro lado, la obligación de implantar la legislación comunitaria es del Estado, no de los particulares.

   Sin embargo, para poder interponer dicha demanda, tienen que darse 3 circunstancias y, además, de forma simultánea, no por separado:

Que el país demandado se encuentre efectivamente en situación de infracción.

Los preceptos reclamados en la demanda deben ser claramente explicados, de forma que no den lugar a error alguno de interpretación.

    Que los preceptos reclamados sean de tipo absoluto e imperativo.  Por lo tanto, no pueden ser de tipo facultativo o no imperativo.

     



©2004 Elergonomista.com