Estás en: Inicio > Empresas de trabajo temporal
 
General
Top descargas  
Elergonomista
Objetivos
Contenido
El trabajo y los riesgos profesionales
Clasificación de los riesgos profesionales
Disciplinas de la prevención
Medicina en el trabajo
Seguridad laboral
Higiene industrial
Psicosociologia industrial
Economia industrial
Ergonomía  
Normas del ordenamiento jurídico laboral
Utilidades
  Normas del ordenamiento jurídico no laboral
  De las primeras leyes laborales al franquismo
  La seguridad laboral como disciplina independiente de la normativa aseguradora
  Concepto legal de accidente de trabajo
  Supuestos legales de accidente de trabajo
  Supuestos jurisprudenciales de accidente de trabajo
  Modelo de los partes de accidentes de trabajo
  Costes de los accidentes de trabajo


Empresas de trabajo temporal

   El artículo 28 de la LPRL 31/ 95 se puede dividir en dos partes diferenciadas:

  • El legislador establece obligaciones para el empresario, cuando realiza contratos de duración determinada o en los casos en que se permite la cesión de trabajadores a otras empresas distintas.

 

  • Obligaciones empresariales de las E.T.T’s.

 

   La Directiva Comunitaria 91/ 383 / CEE es la que reguló en un principio la situación de las ETT’s en el ámbito de los países miembros de la UE.  Dicha Directiva se aplica en España a través de la Ley 14 / 94, de 1 de junio, por la que se regulan las empresas de trabajo temporal  y el R. D. 4 / 1995, de 13 de enero por el que se desarrolla la Ley 14 / 1994 sobre empresas de trabajo temporal.  La parte relativa a la seguridad e higiene de este tipo de trabajadores se regula a través de la LPRL.

   Se ha comprobado mediante estudios sobre la materia, que la excesiva siniestralidad laboral entre los trabajadores de las Empresas de Trabajo Temporal se debía a factores como:

    • Formación deficiente en materia de prevención.

 

    • Ausencia de control de la salud de estos trabajadores.
    • Carencia de información en materia de prevención.

 

    • Etc...

   Esta Directiva viene a centrarse en otorgar protección a todos los trabajadores con contratos de duración determinada y, en concreto, a aquellos contratados por las ETT’s para ser cedidos a una empresa usuaria.

   El artículo 28 de la LPRL establece las obligaciones del empresario, que se añaden a las ya mencionadas en artículos anteriores de la misma Ley, en medidas de prevención de riesgos, respecto a esta clase de trabajadores:

  • Proporcionar a estos trabajadores el mismo nivel de protección en materia de seguridad y salud que los restantes trabajadores de la empresa en la que prestan sus servicios.
  • Aplicación del Principio de Igualdad de Trato: no tiene justificación legal alguna, la diferencia de trato por lo que respecta a las condiciones de trabajo, en lo relativo a cualquiera de los aspectos de la protección de la seguridad y la salud de los trabajadores.
  • Suministrar información sobre riesgos específicos y generales, medios de protección y prevención, cualificación precisa para el puesto de trabajo y la exigencia de reconocimientos médicos.
  • Formación suficiente y adecuada a las características del puesto de trabajo a cubrir, teniendo en cuenta su cualificación y experiencia profesional y los riesgos a los que vayan a estar expuestos.
  • Vigilancia periódica de su estado de salud, en los términos establecidos en el artículo 22 de la LPRL Esto supondría una excepción a la regla de voluntariedad establecida respecto a las revisiones médicas.
  • Informar al Servicio de Prevención de la empresa sobre la incorporación de trabajadores temporales.  En el caso de los trabajadores de la E.T.T, además, hay que notificarlo, también, al Servicio de Prevención de ésta.

   Obligaciones preventivas de las ETT’s y las Empresas Usuarias en materia de Prevención de Riesgos Laborales:

  • Formación : a cargo de la ETT.
  • Información: se comparte entre la ETT y la Empresa Usuaria.
  • Vigilancia de la salud: es una obligación de la ETT, antes y durante el contrato.
  • Información a los representantes de los trabajadores en la Empresa Usuaria: es una obligación de la Empresa Usuaria.

   Se dará la Responsabilidad Solidaria cuando se concierte entre la ETT y la Empresa Usuaria un Contrato de Puesta a Disposición en fraude de Ley, esto es, cuando el objeto del contrato es la realización de actividades no contempladas en la Ley.

   Las obligaciones de la Empresa Usuaria y la ETT se pueden agrupar en orden a tres fases:

   1. Obligaciones previas a la celebración del contrato de puesta a disposición.

   La Empresa Usuaria ha de facilitar información a la ETT sobre las aptitudes y cualificación que deben reunir los trabajadores que desea contratar, así como los posibles riesgos del puesto, medidas de protección y prevención para éstos, contenido de la formación precisa para desempeñar las tareas, así como la  necesidad o no de la práctica de reconocimientos médicos a los trabajadores cedidos.

   La Empresa de Trabajo Temporal ha de facilitar toda la información recibida de la Empresa Usuaria, a los trabajadores que tiene intención de ceder.  La formación es, asimismo, obligada, que puede ser previa o simultánea a la firma del contrato, pero nunca podrá impartirse, una vez comenzada la ejecución de la prestación laboral.  Ésta tendrá que ser teórica y práctica.  Al respecto, la Ley 14/94 dispone que las Empresas de Trabajo Temporal habrán de destinar 1 % de la masa salarial a la formación de sus trabajadores.  El lugar de impartición puede ser la propia empresa usuaria.  Este acuerdo ha de ser redactado por escrito.  En lo que respecta a la vigilancia de la salud, si los reconocimientos médicos fuesen necesarios, éstos habrán de realizarse, también, de forma previa a la firma del contrato de puesta a disposición.

   Como indica el artículo 8. b) de la Ley 14 / 94, Las empresas no podrán celebrar contratos de puesta a disposición(...) para la realización de las actividades y trabajos que, por su especial peligrosidad para la seguridad o la salud, se determinen reglamentariamente.  El R. D. 216 / 99 hace una relación de dichas actividades y trabajos:

  • Trabajo en la construcción en lo que afecta al Anexo II de este mismo RD, que regula los medios de seguridad en la construcción (Riesgos especiales para la seguridad y salud de los trabajadores).
  • Minería, tanto de exterior como de interior.
  • Trabajos propios de industrias extractivas por sondeo en superficie terrestre.
  • Trabajos en plataformas marinas.
  • Trabajos que tengan relación con la fabricación o manipulación de explosivos.
  • Trabajos expuestos a radiaciones ionizantes, que se desarrollarán sólo en zonas controladas y reglamentadas.
  • Trabajos que impliquen una exposición a determinados agentes cancerígenos, mutagénicos o tóxicos de los que se encuentran en la primeras o segunda categoría regulada.
  • Trabajos que impliquen exposición a determinados agentes biológicos.
  • Trabajos que impliquen trabajar con un riesgo de electrocución por líneas de alta tensión.
  • Obligaciones posteriores a la celebración del contrato de puesta a disposición, pero previas al inicio de la prestación laboral.

   La Empresa Usuaria no puede permitir el inicio de la actividad laboral, sin asegurarse previamente de que la ETT ha cumplido con sus obligaciones.  Para ello, la primera solicitará de la segunda la documentación oportuna.

   Asimismo, La Empresa Usuaria tiene que informar, también previamente al inicio de la actividad laboral, al Comité de Seguridad y Salud y Delegados de Prevención de la misma, sobre la futura incorporación de esos trabajadores, para que éstos puedan ejercer su derecho a ser representados por aquellos.

   3. Obligaciones posteriores al inicio de la prestación laboral.

   Desde este momento, la Empresa Usuaria es la única responsable del daño que sufra el trabajador, durante la vigencia del contrato de puesta a disposición, o sea, de trabajo efectivo.

   Asimismo, sobre ella recae la coordinación de actividades en los supuestos de contratas o subcontratas con otras empresas.

   Los reconocimientos médicos periódicos, si son necesarios, son responsabilidad de la ETT, aunque la Empresa Usuaria está obligada a poner en conocimiento de aquella, todas las posibles alteraciones en las condiciones de trabajo, que puedan tener incidencia sobre la salud del trabajador, teniendo que practicarse nuevos reconocimientos de salud.

   La documentación que acredita el cumplimiento de las obligaciones deben ser guardados tanto por la Empresa Cedente, como por la Empresa Cesionaria.



©2004 Elergonomista.com