Estás en: Inicio > Sistema sancionador penal
 
General
Top descargas  
Elergonomista
Objetivos
Contenido
El trabajo y los riesgos profesionales
Clasificación de los riesgos profesionales
Disciplinas de la prevención
Medicina en el trabajo
Seguridad laboral
Higiene industrial
Psicosociologia industrial
Economia industrial
Ergonomía  
Normas del ordenamiento jurídico laboral
Utilidades
  Normas del ordenamiento jurídico no laboral
  De las primeras leyes laborales al franquismo
  La seguridad laboral como disciplina independiente de la normativa aseguradora
  Concepto legal de accidente de trabajo
  Supuestos legales de accidente de trabajo
  Supuestos jurisprudenciales de accidente de trabajo
  Modelo de los partes de accidentes de trabajo
  Costes de los accidentes de trabajo


Sistema sancionador penal

Delito de riesgo o peligro y de lesiones.

   Comparte parámetros con la responsabilidad administrativa.  La sanción es más grave en la responsabilidad penal que en la administrativa (LISOS).

   Si hay responsabilidad penal seguirá su curso el procedimiento penal.  Si existe sentencia firme, el expediente administrativo inicial se archivará.  Rige principio non bis in idem.  La persona ya está sancionada y no se le puede volver a sancionar.

   Prioridad del orden jurisdiccional penal – art. 5 PISOS – art. 3 LISOS.

   Art. 42.5. LISOS : el director provincial del INSS queda sometido a lo que se haya aprobado en otro orden de responsabilidad.

   La responsabilidad penal es una responsabilidad cuyo objetivo principal es disuadir la acción u omisión de incumplimientos futuros por la colectividad.  El castigo es la consecuencia.

   Responsabilidad penal – aquella que surge cuando la acción u omisión del sujeto infractor de normas de seguridad y salud laboral se corresponde con un delito o falta de los que están expresamente tipificados en el Código Penal.  Al igual que la responsabilidad administrativa, es castigada o sancionada.

   La conducta infractora ha de ser probada y estar tipificada en el Código Penal: no hay sanción sin culpa.

   Tradicionalmente, en materia de responsabilidad penal, antes de 1983, no existía el delito de riesgo o peligro.  Se crea en dicho año y se completa en 1995.

   La pena por un incumplimiento de riesgo o peligro era de 3 a 6 meses.  En 1995, se incrementa la duración de las penas de prisión.  La sanción consiste, tanto en multas como en penas de prisión.

   Art. 316 Código Penal – este tipo delictivo necesita según la jurisprudencia:

Tener que estar en incumplimiento grave o muy grave, por parte del empresario, en materia de prevención de riesgos, con independencia del rango de la norma.

Que la situación de peligro sea grave.  El mero incumplimiento se sanciona por vía administrativa.  El peligro ha de ser real, tangible, constatable.

   Antes de 1983, tan sólo existía el delito de lesiones, no se trataban de una situación de riesgo.  Sólo existía el delito de lesión laboral y el de lesión genéricamente considerado.

   En 1995, el legislador estima que no es necesario el delito de lesiones laborales, sino que todas las lesiones se rigen por el delito de lesiones común para cada individuo, ya sea dentro o fuera del centro de trabajo.  Los artículos en cuestión son el Título tercero Código Penal, arts. 147. 1. y 148.

Cuando nos encontramos con un empresario societario (persona jurídica), hay un principio que es el Societas delinquere non potest: las sociedades no pueden delinquir.

   Arts. 31 y 318 del Código Penal – se modeliza el art. 31 en el 318, ya que encuentra aquí su homólogo en el ámbito laboral.

   Van a  responder quienes ejerzan una actividad de delegación en esa sociedad concreta (Consejo de Administración).

   La jurisprudencia matiza estos dos artículos.  Para hablar de responsabilidad penal en el caso de una persona jurídica, dicha responsabilidad se tendrá que circunscribir a quienes hayan asumido, dentro del esquema organizativo de la empresa, puestos que impliquen facultad de mando sobre el resto de los trabajadores, y facultad de toma de decisiones en la concreta esfera funcional que tengan a su cargo, siempre que el ejercicio de esas funciones sena efectivas, reales y no meramente formales.

 



©2004 Elergonomista.com