Estás en: Inicio > Calidad, productividad y competitividad
 
General
Top descargas  
Elergonomista
Objetivos
Contenido
El trabajo y los riesgos profesionales
Clasificación de los riesgos profesionales
Disciplinas de la prevención
Medicina en el trabajo
Seguridad laboral
Higiene industrial
Psicosociologia industrial
Economia industrial
Ergonomía  
Normas del ordenamiento jurídico laboral
Utilidades
  Normas del ordenamiento jurídico no laboral
  De las primeras leyes laborales al franquismo
  La seguridad laboral como disciplina independiente de la normativa aseguradora
  Concepto legal de accidente de trabajo
  Supuestos legales de accidente de trabajo
  Supuestos jurisprudenciales de accidente de trabajo
  Modelo de los partes de accidentes de trabajo
  Costes de los accidentes de trabajo


Calidad, productividad y competitividad

Normalmente se había considerado que la calidad y la productividad tenían una relación negativa (al aumentar la calidad se reducía la productividad). La explicación que se daba a esto era la siguiente: para intentar incrementar la calidad aumentaban los paros de la fábrica, para poder realizarse la inspección se paraba la fábrica, y por lo tanto se reducía la producción.

Sin embargo fue Deming el 1er autor que demostró una relación positiva entre calidad y productividad. Lo demostró de la siguiente manera: el incremento de la calidad reduce los costes por una reducción de los fallos, por una reducción de los reprocesos, por una reducción de los desechos.

Esto es la razón principal: porque la planta oculta que es aquella parte de la capacidad productiva de la empresa destinada a fabricar productos de baja calidad, ahora se puede utilizar en fabricar productos de calidad. Esta planta oculta se ha estimado que en las empresas supone entre un 15 y un 30% de la capacidad productiva de la empresa. Por lo tanto mejorando la calidad podremos incrementar la producción entre un 15 y un 40%. De esta manera conseguimos que aumente la productividad. Seming considera que una mejora supone por una parte una reducción de costes debido a la reducción de los reprocesos, fallos etc. y también un aumento de la producción.

De esta manera supone también un incremento de la productividad. Con este incremento la empresa podrá lanzar al mercado sus productos a precios más bajos que la competencia. Esto le supondrá un incremento de sus cuota de mercado (de sus ventas) por esa mejora de competitividad.

La variacion de cuota de mercado lo que le permite a la empresa crecer y permanecer a largo plazo en el mercado.

Otros autores, entre ellos Ross establecieron también la relación positiva entre calidad y productividad haciendo referencia a las 2 vertientes que habíamos visto en la definición de calidad: vertiente interna y externa.

 



©2004 Elergonomista.com