QUIENES SOMOS PUBLICIDAD CONTACTAR SUSCRIPCION AL WEB

     
Estás en: Inicio > Construcción > Estudio de riesgos higiénicos > Excavaciones
 
General
Top descargas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria
Formación
Utilidades
Contactar
Enlaces
Galería multimedia
Suscripciones
Jurisprudencia
Servicios de Prevención
Foro
Software


Excavaciones y movimiento de tierras

 


Esta parte de la obra consistirá en la excavación y vaciado para la realización de los cimientos de los 10 chalets. Se excava a una profundidad máxima de 1´5 metros.

Riesgos mas frecuentes:

Caída de personas a distinto nivel.
Caída de personas al mismo nivel.
Caída de objetos por desplome o derrumbamiento.
Caída de objetos o herramientas en manipulación.
Caída de objetos o herramientas desprendidos. Pisadas sobre objetos.
Choques y golpes contra objetos inmóviles.
Choques y golpes contra objetos móviles de máquinas.
Golpes y cortes por objetos o herramientas.
Proyección de fragmentos o partículas.
Atrapamiento o aplastamiento por o entre objetos.
Atrapamiento o aplastamiento por vuelco de máquinas o vehículos.
Atropellos o choques con o contra vehículos.
Sobreesfuerzos, posturas inadecuadas o movimientos repetitivos.
Exposición a agentes químicos (polvo)
Exposición a agentes físicos (ruido y vibraciones)
Exposición a agentes biológicos: por la proximidad de un colector de aguas fecales que produce filtraciones de agua contaminada al terreno. Al realizar el estudio geotécnico se ha observado la presencia de una gran cantidad de materia orgánica en el terreno procedente de dicho colector. Se ha recomendado la realización de un estudio microbiológico del suelo, a fin de poder conocer qué agentes potencialmente patógenos se hallan en el suelo, obteniendo los siguientes resultados cualitativos: Clostridium, variedades Teatani, Perfringens y Wellchi. Enterobacterias de los géneros Salmonella Typhi, Escherichia Colli, Proteus Mirabilis y Vulgaris. Hongos varios, (levaduras) ninguno patógeno.

De este análisis microbiológico se extrae la conclusión de la relativa patogenicidad de las bacterias y los hongos hallados, ya que de todas las halladas sólo las del género Clostridium esporulan y pueden hacerse resistentes en el suelo. Es resto de especies halladas son peligrosas si se produce una contaminación cerca del colector de fecales, ya que su permanencia fuera de un reservorio adecuado les resta posibilidades de supervivencia e infectividad. Las medidas preventivas en este caso serán vacunación antitetánica, información, correcta higiene de las manos, uso de guantes y botas de trabajo, prohibir comer fuera de los lugares destinados para ello, etc.

Medidas preventivas:

Las maniobras de maquinaria y la salida a la calle de cualquier vehículo se dirigirán por persona distinta al conductor del vehículo.
Antes del inicio de los trabajos se inspeccionará el tajo con el fin de detectar posibles grietas, movimientos del terreno, estado de las medianerías etc., con el fin de prever posibles movimientos indeseables. Cualquier anomalía la comunicara el Capataz o el Delegado de Prevención a la Dirección de las Obras, tras proceder a desalojar los tajos expuestos al riesgo.
El frente de excavación realizado mecánicamente, no sobrepasará en más de un metro, la altura máxima de ataque del brazo de la máquina.
Se prohibirá el acopio de tierras o de materiales a menos de dos metros del borde de la excavación para evitar sobrecargas y posibles vuelcos del terreno.
En caso de presencia de agua en la obra (alto nivel freático, fuertes lluvias, inundaciones por causas naturales, etc.), se procederá de inmediato a su achique, en prevención de alteraciones del terreno que repercutan en la estabilidad de los taludes, cimentaciones colindantes etc.
Se señalizará mediante una líneas (en yeso, cal etc.) la distancia de seguridad mínima de aproximación, 2 m. al borde del vaciado.
La coronación de taludes del vaciado a las que deben acceder las personas, se protegerán mediante una barandilla de 90 cm. de altura, formada por pasamanos, listón intermedio y rodapié, situada a 2 m. como mínimo del borde de coronación de talud.
Se prohíbe realizar cualquier trabajo al pie de los taludes inestables.
Se inspeccionarán antes de la reanudación de trabajos interrumpidos por cualquier causa el buen comportamiento de las entibaciones, comunicando cualquier anomalía a la Dirección de la Obra tras haber paralizado los trabajos sujetos al riesgo detectado. Se han de utilizar testigos que indiquen cualquier movimiento del terreno que suponga el riesgo de desprendimientos.
Se prohibirá la entrada del personal ajeno a los trabajos que se realicen, así como su proximidad a las máquinas en movimiento.
Se prohíbe permanecer o trabajar al pie de un frente de excavación recientemente abierto, antes de haber procedido a su saneo y estabilidad propia.
Las maniobras de carga a cuchara de camiones, serán dirigidas por el Capataz, Encargado o el Vigilante de Seguridad.
La circulación de vehículos se realizará a un máximo de aproximación al borde de la excavación no superior a los 4 m.
Se conservarán los caminos de circulación interna cubriendo baches, eliminando blandones y compactando mediante zahorras.
Los pozos y zanjas de cimentación, estarán debidamente señalizados, para evitar caídas del personal al interior.
Quedan prohibidos los acopios de tierras en un circulo de 2 m entorno a la boca del pozo.
Cuando la profundidad del pozo sea igual o superior a 1,50 m, se entibará el perímetro en prevención de derrumbamientos.
Cuando la profundidad de un pozo sea igual o superior a los 2 m, se rodeará su boca con una barandilla sólida de 90 cm. de altura formada por pasamanos, listón intermedio y rodapié, ubicada a una distancia mínima de 2 m. del borde del pozo.
Cuando la profundidad del pozo sea inferior a los 2 m., se rodeará su boca mediante señalización de cinta de banderolas, ubicada entorno al pozo sobre pies derechos, formando una circunferencia de diámetro igual al del pozo más 2 m.
Al descubrir cualquier tipo de conducción subterránea, se paralizaran los trabajos avisando a la Dirección de la Obra.
Correcto mantenimiento de las cabinas de los vehículos de excavación para evitar la entrada de polvo en las cabinas.

Recomendaciones para la reducción de riesgos:

Acondicionamiento del solar: Organizar los lugares de paso de vehículos de peatones, procurando dejar un pasillo de seguridad libre de tránsito alrededor de la zona a excavar.
Instalar señales de tráfico y de seguridad que evite en la medida de lo posible la invasión de las zonas peatonales por parte de la maquinaria.
Mantener limpio y ordenado, procurando almacenar los materiales adecuadamente, y si es posible alejados de la zona de excavación.
Se recomienda evitar en lo posible los barrizales, en prevención de accidentes.
Realizar rampa de acceso para vehículos: Se facilita el acceso y trabajo de la maquinaria, disminuyendo la posibilidad de vuelco.
Maquinaria en buen estado: Realizar revisiones periódicas de la maquinaria: condiciones de la cabina, sistema antivuelco, señales acústicas y luminosas, etc.
Realizar talud o entibado: Como norma general podemos establecer, la entibación de los taludes que cumplan cualquiera de las siguientes condiciones:

Pendiente Tipo de terreno
1/1 terrenos movedizos, desmoronables
1/2 terrenos blandos pero resistentes
1/3 terrenos muy compactos

Dejar una zona de seguridad alrededor del perímetro:
Se trata de impedir la acumulación de materiales en el borde del talud. De este modo se evitan caídas de objetos y disminuye la tensión transmitida al terreno en una zona tan particular.
Utilizar maquinaria con sistemas de aviso acústico y visual.
Correcta disposición de la carga de escombros sobre el camión, no cargándolo más de lo admitido.
Generalizar el uso de guantes, casco, peto fluorescente y botas de seguridad.
En este caso especial, se puede regar ligeramente el terreno en zonas de tránsito y excavación a fin de evitar la formación de aerosoles y nubes de polvo que pueden contener microorganismos en suspensión procedentes del colector antes visto. Si no se riega el terreno, es recomendable que los operarios utilicen mascarillas antipolvo del tipo FF-P1S.

Protecciones colectivas:

Señales de tráfico.
Correcta señalización de seguridad y salud.
Ordenación de maquinaria y camiones.
Riego de zonas de trabajo de máquinas (sin encharcar)

Equipos de protección individual:

Generales:
Casco de seguridad.
Guantes de cuero.
Mascarilla antipolvo clase FF-P1S, como se ha visto antes.
Gafas anti-impacto y antipolvo (gafas de policarbonato con ventilación indirecta) Peto fluorescente de alta visibilidad.
Botas de seguridad con puntera y plantilla de acero.
Mono de trabajo, trajes de agua y botas impermeables.

Específicos:
Protectores auditivos. Por razones prácticas y, dado que el ruido se produce al aire
libre, con un nivel que oscila entre los 70 – 80 dB se proporcionan tapones
moldeables con pinza de sujeción (al final del trabajo se detallará la metodología
seguida para valorar este y otros riesgos higiénicos)
Cinturón de seguridad quien emplee maquinaria.

 

©2004 Elergonomista.com