Estás en: Inicio > Salud Laboral > Delegados de prevencion
 
General
Top descargas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria
Formación
Utilidades
Contactar
Enlaces
Galería multimedia
Suscripciones
Jurisprudencia
Servicios de Prevención
Foro
Software

Delegados de prevencion

   La representación común dentro de la empresa está formada por los Delegados de Personal y el Comité de Empresa, que velan por los trabajadores en un sentido amplio.

   La representación específica está constituida por el Comité de Seguridad y Salud y los Delegados de Prevención, que velan, concreta y  exclusivamente, por la seguridad y salud de los trabajadores.

a) Modalidades de designación.  

   Según el art. 35 de la LPRL, Los Delegados de Prevención son los representantes de los trabajadores con funciones específicas en materia de prevención de riesgos en el trabajo. (...) serán designados por y entre los representantes del personal (entre los Delegados de personal). 

   El número de Delegados de Prevención irá en función del número de trabajadores existentes en el empresa, de acuerdo a la escala que indica el art. 35. 2 de esta Ley :

    • De 50 a 100 trabajadores : 2 Delegados.
    • De 101 a 500 trabajadores : 3.
    • De 501 a 1000 trabajadores : 4.
    • De 1001 a 2000 trabajadores : 5.
    • De 2001 a 3000 trabajadores : 6.
    • De 3001 a 4000 trabajadores : 7.
    • De 4001 en adelante : 8.

   En las empresas de hasta 30 trabajadores el Delegado de Prevención será el Delegado de Personal.  En las empresas de 31 a 49 trabajadores habrá un Delegado de Prevención que será elegido por y entre los Delegados de Personal (art. 35. 2 LPRL).  Esto se da, sobre todo, en empresas de 6 a 10 trabajadores.  La obligación, en realidad, se activa a partir de una plantilla de 11 trabajadores, en cuyo caso, la existencia de un Delegado de Personal es de carácter voluntario, ostentando entonces esa doble condición ya referida.

    • De 11 a 29 trabajadores : 1 Delegado de Prevención, obligatoriamente.
    • De 30 a 49 trabajadores : 3 Delegados de Personal, escogiendo cual de ellos se encargaría de ostentar el cargo de Delegado de Prevención.

 

   El legislador establece un sistema alternativo para establecer Delegados de Prevención, que es para casos excepcionales, como el de Empresas de nueva creación, ya que estos trabajadores no cumplen los requisitos establecidos por el Estatuto de los Trabajadores en su artículo 69 para la elección de los Delegados de Personal y miembros del Comité de Empresa: serán electores todos los trabajadores de la empresa o centro de trabajo mayores de16 años y con una antigüedad en la empresa de, al menos, 1 mes, y elegibles los trabajadores que tengan 18 años cumplidos y una antigüedad en la empresa de al menos, 6 meses, (...).  

   Al no concurrir estos supuestos, la Disposición Adicional Cuarta de la Ley 31 / 95 establece que en los centros de trabajo que carezcan de representantes de los trabajadores por no existir trabajadores con la antigüedad suficiente para ser electores o elegibles en las elecciones para representantes del personal, los trabajadores podrán elegir por mayoría a un trabajador que ejerza las competencias del Delegado de prevención, quien tendrá las facultades, garantías y obligaciones de sigilo profesional de tales Delegados.  La actuación de éstos cesará en el momento en que reúnan los requisitos de antigüedad necesarios para poder celebrar la elección de representantes del personal, prorrogándose por el tiempo indispensable para la efectiva celebración de la elección.  Este trabajador no tendrá que ostentar obligatoriamente la condición previa de Delegado de Personal.  Por tanto, en estos casos, el cargo de será Transitorio

   Asimismo, se establece la posibilidad de que en los convenios colectivos podrán establecerse otros sistemas de designación de los Delegados de Prevención, siempre que se garantice que la facultad de designación corresponde a los representantes del personal o a los propios trabajadores (art. 35. 4 LPRL).

   La finalidad de esta posibilidad es dotar a la figura del Delegado de Prevención de la mayor flexibilidad posible ajustándolo a los riesgos específicos que pueden plantear determinados sectores productivos, con la única limitación de que la elección de éste siga correspondiendo a los trabajadores o sus representantes, y no al empresario.

b) Competencias.

   El artículo 36 LPRL recoge las competencias y facultades de los Delegados dePrevención.

   Son competencias de los Delegados de Prevención:

  • Colaborar con la dirección de la empresa en la mejora de la acción preventiva. 
  • Promover y fomentar (y publicitar) la cooperación de los trabajadores en la ejecución de la normativa sobre prevención de riesgos laborales.
  • Ser consultados por el empresario, con carácter previo a su ejecución, acerca de las decisiones (que conciernan directa o indirectamente a la prevención de riesgos laborales de los trabajadores de la empresa) a que se refiere el artículo 33 de la presente Ley (planificación y organización del trabajo en la empresa e introducción de nuevas tecnologías; organización y desarrollo de las actividades de protección de la salud y prevención de los riesgos profesionales en la empresa; designación de los trabajadores encargados de las medidas de emergencia; procedimientos de información y documentación; proyecto y organización de la formación preventiva; etc...).  Esta consulta no es vinculante.
  • Ejercer una labor (fiscalizadora) de vigilancia y control sobre el cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales.

   En empresas que no cuenten con Comité de Seguridad y Salud por tener menos de 50 trabajadores, las competencias atribuidas a él serán ejercidas por los Delegados de Prevención.

c) Facultades y Garantías.

   - Facultades:

   Las facultades de los Delegados de Prevención que recoge el artículo 36. 2. LPRL, pueden ser agrupadas en torno a tres bloques o tipos.

   1. Facultades Informativas :

    • Art. 36. 2. b) . - Tener acceso, con las limitaciones previstas en el apartado 4 del artículo 22 de esta Ley, a la información y documentación relativa a las condiciones de trabajo que sean necesarias para el ejercicio de sus funciones y, en particular, a la prevista en los artículos 18 y 23 de esta Ley.  Cuando la información esté sujeta a las limitaciones reseñadas, sólo podrá ser suministrada de manera que se garantice el respeto de la confidencialidad. 
    • Art. 18. Información, consulta y participación de los trabajadores – El empresario informará sobre los riesgos para la seguridad y salud de los trabajadores, medidas y actividades de protección, así como en lo referente a medidas de emergencia, a los representantes de los trabajadores. 
    • Art. 22. Vigilancia de la salud(...) las personas u órganos con responsabilidades en materia de prevención serán informados de las conclusiones que se deriven de los reconocimientos efectuados en relación con la aptitud del trabajador para el desempeño del puesto de trabajo o con la necesidad de introducir o mejorar las medidas de protección y prevención, a fin de que puedan desarrollar correctamente sus funciones en materia preventiva.
    • Art. 23. Documentación – Evaluación de riesgos, Medidas de protección y prevención, resultados de los controles periódicos de condiciones de trabajo y estado de salud de los trabajadores, relación de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales,... 
    • Art. 36. 2. c) . – Ser informados por el empresario sobre los daños producidos en la salud de los trabajadores una vez que aquél hubiese tenido conocimiento de ellos, pudiendo presentarse, aún fuera de su jornada laboral, en el lugar de los hechos para conocer las circunstancias de los mismos.
    • Art. 36. 2. d) . – Recibir del empresario las informaciones obtenidas por éste procedentes de las personas u órganos encargados de las actividades de protección y prevención en la empresa, así como de los organismos competentes para la seguridad y la salud de los trabajadores, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 40 de esta Ley en materia de colaboración con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

   2. Facultades Fiscalizadoras :

    • Art. 36. 2. a) . – Acompañar a los técnicos en las evaluaciones de carácter preventivo del medio ambiente de trabajo, así como, en los términos previstos en el artículo 40 de esta Ley, a los Inspectores de Trabajo y Seguridad Social en las visitas y verificaciones que realicen en los centros de trabajo para comprobar el cumplimiento de la normativa sobre prevención de riesgos laborales, pudiendo formular ante ellos las observaciones que estimen oportunas.
    • Art. 36. 2. e) . – Realizar visitas a los lugares de trabajo para ejercer una labor de vigilancia y control del estado de las condiciones de trabajo, pudiendo, a tal fin, acceder a cualquier zona de los mismos y comunicarse durante la jornada con los trabajadores, de manera que no se altere el normal desarrollo del proceso productivo.

 

  • Facultades de Propuesta :

-  Art. 36. 2. f) . – Recabar del empresario la adopción de medidas de carácter preventivo y para la mejora de los niveles de protección de la seguridad y la salud de los trabajadores, pudiendo a tal fin efectuar propuestas al empresario, así como al Comité de Seguridad y Salud para su discusión en el mismo.

-    Art. 36. 2. g) .– Proponer al órgano de representación de los trabajadores
                     la adopción del acuerdo de paralización de actividades a que se refiere el
                    apartado 3 del artículo 21(Riesgo grave e inminente).

 

   Si el empresario se negara a alguna de las propuestas del Delegado, aquel deberá argumentar su negativa por escrito, que habrá de ser motivada (art. 36. 4).

   - Garantías y obligaciones:

   El artículo 37 de la LPRL recoge las Garantías y sigilo profesional de los Delegados de Prevención.

   Les serán de aplicación las garantías previstas en el artículo 68 del Estatuto de los Trabajadores para los representantes de los trabajadores:

  • Apertura de expediente contradictorio en el supuesto de sanciones por faltas graves o muy graves,(...). 
  • Prioridad de permanencia en la empresa o centro de trabajo respecto de los demás trabajadores, en los supuestos de suspensión o extinción por causas tecnológicas o económicas.
  • No ser despedido ni sancionado durante el ejercicio de sus funciones ni dentro del año siguiente a la expiración de su mandato, salvo en caso de que ésta se produzca por revocación o dimisión, siempre que el despido o sanción se base en la acción del trabajador en el ejercicio de su representación, (...). 
  • Expresar, colegiadamente, si se trata del comité, con libertad sus opiniones en las materias concernientes a la esfera de sus funciones.
  • Disponer de un crédito de horas mensuales retribuidas cada uno de los miembros (...), para el ejercicio de sus funciones (...):

 

    • Hasta 100 trabajadores, 15 horas.
    • De 101 a 250 trabajadores, 20 horas.
    • De 251 a 500 trabajadores, 30 horas.
    • De 501 a 750 trabajadores, 35 horas.
    • De 751 en adelante, 40 horas.

A este respecto, la Ley 31 / 95, en su artículo 37, añade que será considerado en todo caso como tiempo de trabajo efectivo, sin imputación al citado crédito horario, el correspondiente a las reuniones del Comité de Seguridad y Salud y a cualesquiera otras convocadas por el empresario en materia de prevención de riesgos, así como el destinado a las visitas de técnicos de evaluación preventiva o de la Inspección de Trabajo y de Seguridad Social, o las realizadas por el Delegado de Prevención al lugar donde se haya producido daño en la salud de los trabajadores de la empresa.

   En casos de despido disciplinario o movilidad geográfica, aquellos, en virtud de su categoría como representantes unitarios, disponen de unas atribuciones especiales: 

    • en el supuesto de que el despido fuera declarado improcedente, será este trabajador el que opte por la indemnización o la readmisión y no el empresario (art. 56. 4. ET).
    • en lo que se refiere a la movilidad geográfica, (...) tendrán prioridad de permanencia en los puestos de trabajo (art. 40. 5. ET).

   Asimismo, el desempeño de su cargo, no puede perjudicar al trabajador, respecto a una posible promoción o ascenso dentro de la empresa: a este respecto, existen varias sentencias constitucionales. 

   Otra garantía es la que se refiere a formación:  el empresario deberá proporcionar a los Delegados de Prevención los medios y la formación en materia preventiva que resulten necesarios para el ejercicio de sus funciones.  La formación se deberá facilitar por el empresario por sus propios medios o mediante concierto con organismos o entidades especializadas en la materia y deberá adaptarse a la evolución de los riesgos y a la aparición de otros nuevos, repitiéndose periódicamente si fuera necesario.  El tiempo dedicado a la formación será considerado como tiempo de trabajo a todos los efectos y su coste no podrá recaer en ningún caso sobre los Delegados de Prevención. (art. 37. 2. LPRL).

  
   Sigilo Profesional. 

   Según el artículo 37. 3. LPRL, a los Delegados de Prevención les será de aplicación lo dispuesto en el apartado 2 del artículo 65 del Estatuto de los Trabajadores en cuanto al sigilo profesional debido respecto de las informaciones a que tuviesen acceso como consecuencia de su actuación en la empresa.

   El sigilo profesional es una figura creada con el fin de armonizar el interés empresarial con el derecho de información reconocido a los representantes de los trabajadores. 

   Esta deber se estructura en torno a dos bloques de materias:

    • Información sobre la situación económica de la empresa (producción, ventas, etc...), previsión de contratación; datos de los contratos laborales  por escritos; balance y cuenta de resultados; información sobre reestructuración de plantilla, suspensiones y extinciones de contratos, reducciones de jornada, planes de formación profesional, implantación de sistemas de organización y control del trabajo, estudio de tiempos, sistemas de primas o incentivos y valoración de puestos de trabajo (art. 64. 1. ET).
    • Materias en las que el empresario señale expresamente su carácter reservado.  Son materias confidenciales establecidas por el empleador.  El Tribunal Supremo ha manifestado que éstas son confidenciales, porque objetivamente su conocimiento por terceros ajenos a la empresa, puede menoscabar el interés empresarial.  Son, en realidad, materias ambiguas, en las que no cabe la estimación unilateral del empresario sobre las materias que no pueden ser divulgadas.

   Sin embargo, ante el deber de sigilo profesional prevalece el derecho a la integridad física (art. 15 C. E. ’78), es decir, en materia de seguridad y salud, predomina la persona del trabajador antes que el interés empresarial.  Hablamos de un derecho fundamental.

   En todo caso, ningún tipo de documento entregado por la empresa ... podrá ser utilizado fuera del estricto ámbito de aquélla y para distintos fines de los que motivaron su entrega. (art. 65. 2. ET)
 
   El sigilo profesional deberá observarse, mínimamente, durante la vigencia del cargo de representante unitario o específico.  Sin embargo, los miembros del Comité de Empresa están obligados a respetarlo, incluso después de dejar de pertenecer a él.

   En el ámbito de la Administración Pública, los deberes de sigilo profesional y garantías para los Representantes del funcionariado en estas materias son los mismos que en el ámbito privado (Ley 9 / 1987, de 12 de junio).

.


©2004 Elergonomista.com