Estás en: Inicio > Seguridad Social > Incapacidad
 
General
Top descargas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria
Formación
Utilidades
Contactar
Enlaces
Galería multimedia
Suscripciones
Jurisprudencia
Servicios de Prevención
Foro
Software

Incapacidad

1. La incapacidad permanente.

La incapacidad permanente es la situación de un trabajador que ha estado sometido a un tratamiento médico y que tras haber sido dado de alta de una incapacidad temporal presenta reducciones físicas o psíquicas graves que le incapacitan para realizar su trabajo de forma permanente.

Estas lesiones tienen que ser valoradas objetivamente por los profesionales médicos correspondientes. Además, basta con que la posibilidad de curación sea incierta para que se pueda declarar la incapacidad permanente, es decir, no es necesario que se certifique que es absolutamente imposible la curación.

Los grados de la incapacidad permanente vienen determinados por la reducción de la capacidad de trabajo que sufre el trabajador afectado, estos grados son.

  • La incapacidad permanente parcial, es aquella incapacidad que supone al menos una pérdida de la capacidad de trabajo en un 33% pero no impide la realización del trabajo habitual al incapacitado.
  • La incapacidad permanente total, es aquella incapacitación que impide al trabajador el desempeño de su actividad laboral habitual pero no la realización de otras actividades laborales.
  • La incapacidad permanente absoluta, es aquella incapacidad que supone la imposibilidad de que el trabajador desempeñe cualquier otra actividad profesional.
  • La gran invalidez, es aquella incapacidad absoluta por la que el trabajador además de ser incapaz para realizar cualquier actividad profesional, también debe valerse de la ayuda de otra persona para realizar los actos comunes de la vida como comer, vestirse.

 

Los requisitos necesarios para que nazca la prestación de incapacidad permanente son los siguientes:

  • Que el INSS declare la incapacidad permanente del trabajador.
  • Que el trabajador este afiliado a la Seguridad Social
  • Que el trabajador este dado de alta o en situación asimilada al alta, aunque hay una excepción, ya que no es necesario estar dado de alta o en situación asimilada al alta en los grados de invalidez permanente absoluta y gran invalidez.
  • En el caso de que la incapacidad permanente sea causada por un accidente de trabajo, una enfermedad profesional o un accidente no laboral (si el trabajador está dado de alta), el trabajador no necesitará periodo de carencia para percibir la prestación, pero si no está dado de alta necesitará un periodo de cotización de al menos quince años.

Si el trabajador no estuviera dado de alta y la invalidez fuera causada por una enfermedad común el periodo de cotización es de quince años y si el trabajador estuviera dado de alta el periodo de cotización variaría dependiendo de la edad del incapacitado:

  • Para los trabajadores menores de 26 años el periodo de carencia es la mitad de los años que han pasado desde los dieciséis años hasta la fecha del hecho causante. La fecha del hecho causante es el día siguiente al alta si la incapacidad permanente viene precedida por una incapacidad temporal o si la incapacidad permanente no es precedida por una incapacidad temporal será la fecha que figura en la declaración de incapacidad permanente del INSS.
  • Para los trabajadores de 26 años o más, el periodo de carencia será una cuarta parte de los años transcurridos desde los veinte años hasta la fecha del hecho causante. Hay un mínimo de periodo de carencia de cinco años, y además, hay una carencia específica que consiste en que un quinto del período de carencia que se exige tiene que ser cotizado en los 10 últimos años.

Las causas de extinción de la prestación por incapacidad permanente son:

  • La muerte del incapacitado.
  • La curación de la persona incapacitada o la transformación de la incapacidad permanente en una incapacidad temporal. Aquí entra en funcionamiento la revisión, la revisión no solamente tiene como objetivo que la prestación por incapacidad permanente se extinga sino que también sirva para comprobar si el grado de incapacidad se ha modificado. La revisión puede ser solicitada tanto por el INSS como por el sujeto afectado sin tener en cuenta los plazos fijados de revisión. En cada revisión se fijará el plazo de la siguiente revisión y a partir de los 65 años ya no se permite la revisión.
  • Cuando el sujeto beneficiario alcanzará la edad de 65 años, en este caso las pensiones de incapacidad permanente pasarán a ser pensiones de jubilación aunque se mantiene la cuantía de la prestación.
  • La prestación por incapacidad permanente parcial es perfectamente compatible con la realización de un trabajo, la percepción de la prestación por incapacidad permanente total es incompatible con el trabajo habitual pero es compatible con otro trabajo, y la percepción de la incapacidad permanente absoluta o gran invalidez es totalmente incompatible con la realización de cualquier trabajo, aunque se permite a estas personas la realización de actividades que serían dificiles para personas no incapacitadas.

Para hallar la cuantía de las prestaciones habrá que tener en cuenta el grado de incapacidad permanente:

La incapacidad permanente parcial .
La prestación por incapacidad permanente parcial consiste en la entrega de una cantidad a tanto alzado de 24 veces la base reguladora de la incapacidad temporal previa a la incapacidad permanente.
La incapacidad permanente total, permanente absoluta y gran invalidez.

El resto de las incapacidades permanentes son pensiones, es decir, prestaciones periódicas con carácter vitalicio.

La cuantía de la prestación se haya multiplicando una base reguladora por un porcentaje. La cuantía de la base reguladora de estas pensiones depende de la contingencia que motiva la prestación y si el sujeto está dado de alta o no, mientras que el porcentaje por el que se multiplica la base reguladora será diferente dependiendo del grado de incapacidad.

 A) La base reguladora:
        

  • Si el sujeto no está en alta necesita al menos tener quince años de carencia y para hallar la base reguladora, enfermedad común y accidente no laboral (no está  en alta), se aplica la siguiente formula:

Suma de las  bases de cot. de los 96 últimos meses (8 años)
Base Reguladora=     112(96 meses +las pagas extras)
        
        

En aquellos meses, entre los 96, que no se ha cotizado, la base de cotización de ese mes no ser  0 sino que ser  la base mínima del sistema para ese mes

  • Si el sujeto está dado de alta:
  • La fórmula para la enfermedad común es la misma que la que hemos visto y con las mismas normas de actualización y de lagunas. Pero cuando el sujeto tiene un período de carencia inferior a ocho años (menos de 96 meses) se aplicar  la siguiente formulas:

 

      Base reguladora=   Suma de las bases de cot. de los meses en periodo de carencia
                                                       Nº de meses en periodo de carencia x 1,1666

  • La fórmula para la accidente no laboral es la siguiente:

 

Dentro de los 7 últimos años escoger 24 meses naturales ininterrumpidos

              B. reguladora =                                                              28
        
        
En esta fórmula no hay integración de lagunas, es decir, si el afectado escoge un mes en el que no cotizó la base de cotización es 0 tampoco se actualizan los meses.
        

  • La fórmula para el accidente de trabajo y la enfermedad profesional es la siguiente:

Primero se calcula el salario diario del trabajador en la fecha del accidente o la enfermedad y se multiplica por 365 días.
Segundo, se calculan las pagas extraordinarias que tiene el trabajador.
Tercero, las retribuciones complementaria recibidas por el trabajador se  multiplican por el número de días laborables (273) y el número obtenido se  divide por el número de días trabajados realmente.
 Cuarto, finalmente los resultados obtenidos en cada uno de los puntos   anteriores se suman y se dividen entre 12, el resultado ser  la base       
      reguladora.
        
                                      1+2+3
              Base reguladora =        12
                
B) Porcentaje por el que se multiplica la base reguladora:

  • En la incapacidad permanente total el porcentaje es el 55% de la base reguladora si el sujeto ha cumplido 55 años puede solicitar un incremento de un 20% si no está trabajando, este sólo es para trabajadores del régimen general.
  • En la incapacidad permanente absoluta el porcentaje es el 100% de la base reguladora.
  • En la gran invalidez el porcentaje es el 150% de la base reguladora.

 

2. La invalidez no contributiva.

Se encuentra recogido en los artículos 136 y 167 y siguientes de la Ley General de la Seguridad Social.

La ley define como constitutivas de invalidez aquellas deficiencias previsiblemente permanentes, tanto físicas como psíquicas, que anulen o modifiquen la capacidad física, psíquica o sensorial de quienes la padezcan.

Las condiciones que se exigen para poder acceder a la prestación por invalidez no contributiva son:

  • Ser mayor de 18 años y menor de 65 años.
  • Ser español y residir legalmente en territorio español y haberlo hecho durante al menos 5 años de los que al menos deben ser inmediatamente anteriores a la fecha de la solicitud de la pensión.
  • Estar afectado por una minusvalía o enfermedad crónica de un grado del 65% o superior.
  • Carecer de rentas o ingresos suficientes para poder percibir la prestación, es decir que:
  • No tenga rentas anuales superiores a la pensión no contributiva de invalidez que fije la Ley de presupuestas del estado para cada año, que para el 2002 es de 3621,52 €.
  • Los ingresos totales de las personas de su unidad económica (formada por el solicitante, cónyuge y parientes hasta el 2º grado por consangueneidad que convivan en la misma residencia) no superen la cantidad del LÍMITE DE ACUMULACIÓN DE RECURSOS (LAR) fijado en el artículo 144.2:

LAR= pensión anual de inv + (70% de esa pensión) x (nº de conv-1)

Cuando en la unidad económica haya ascendientes y descendientes de hasta 1º grado, el resultado del LAR se multiplicará por 2,5 y ese será el límite de rentas que no podrán superar.

La cuantía de la prestación de forma general para el 2002 será de 3.621,52 € en 14 pagas, 12 mensuales y 2 extraordinarias.

Si en una misma unidad económica convive más de un beneficiario de prestaciones no contributivas de invalidez o jubilación, se deberán aplicar las siguientes reglas:

1º.  Se suman las pensiones de todos los beneficiarios y se reparte a partes    
 iguales entre todos ellos.

 pensión anual de inv + (70% de esa pensión) x (nº de conv-1)
                                               Nº de beneficiarios

2º . Se restan las rentas que tenga cada beneficiario de la parte que le ha correspondido de prestación.

3º.  Se suma el importe que resulte del punto 2 más las rentas la unidad económica y el resultado puede ser superior al LAR ; lo que supere el LAR se restará equitativamente a cada beneficiario..

4º. Una vez reconocido como beneficiario tiene derecho a percibir el 25% de la pensión.

5º. Cuando el grado de invalidez sea superior al 75% y necesite la ayuda de otra persona para desarrollar su vida, al importe de la pensión que le haya quedado se le suma el 50% de 3621,52 €.

 


©2004 Elergonomista.com