Estás en: Inicio > Cromatografía en papel
 
Contenido
Espectroscopía. Intro
Espectroscopía atómica
Fotometría de llama
Emisión atómica
Emisión de plasma
Absorción atómica
Fluorescencia molecular
Métodos electroquímicos



Cromatografía en papel

 

La cromatografía es la distribución de una sustancia o partícula en dos fases, bien por cristalización (líquido-sólido), destilación (líquido-vapor) o sublimación (sólido-vapor)
La cromatografía en papel se basa en el reparto. La distribución de moléculas en dos fases. Estas dos fases serían:
Fase móvil: una capa de solvente orgánico que asciende por capilaridad por el papel y sobre la capa hidratada sin mezclarse con ella.
Fase estacionaria: la capa hidratada.
Ya que el movimiento se restringe al solvente orgánico, es el tiempo que permanezcan en esta fase el que determinará la distancia recorrida; a más tiempo, más distancia. Esto suele significar que el compuesto que más distancia recorre es más apolar ya que permanece más tiempo en el solvente afín.

Pueden llegar a separar sustancias con diferente K (constante de reparto), y con diferentes grupos funcionales. Experimentalmente en ocasiones no podemos separar compuestos con diferentes grupos funcionales.

Tipos de cromatografía en papel

Descendente: Se trata de una caja saturada de vapor de agua, atravesada por una cajetín semicilíndrico lleno con el solvente orgánico. En el se deposita, como muestra la figura el papel con la banda de muestra justo al salir el papel del cajetín. Para sujetar el papel introducimos una varilla a lo largo de la caja. El solvente comenzará ascendiendo por el papel por capilaridad y continuará bajando al salir de la cajetilla, pasando por la zona de muestra y arrastrándola, consiguiéndose así la separación.
Ascendente: El solvente se encuentra en la parte inferior de la cubeta y asciende por el papel haciendo que se separe la muestra. La resolución de la cromatografía en papel descentente es mayor.

©2005 Elergonomista.com