Lider mundial en español
 
Crisis en España
Crisis economica en España
Empleo - trabajo - tendencias - mercado laboral - formación - persona - empresa -
Trabajo, contrato, empresario, contrato temporal
Peso mochilas
El peso de las mochilas que día a día nuestros hijos tienen que soportar cada vez que van clase, en ocasiones es exagerado
Infarto: Accidente de trabajo
Opiniones sobre la declaración del infarto de miocardio como accidente de trabajo
 
 
 

 

 

General
Top descargas  
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria  
Formación
Utilidades
  Ourense
  Enlaces
  Galería multimedia
  Suscripciones
  Jurisprudencia
  Servicios de Prevención
  Biografías
  Software
Derecho sindical
Derecho sindical
Seguridad Social
Asociaciones Ergonomía

EMPLEO - TRABAJOTrabajo

Necesidades humanas. Abraham Maslow

Teoría de los dos factores. Frederick Herzberg

Antropometría
Producción y productividad
Métodos de trabajo
Liderazgo. Entrar
Modelos de organización de trabajo y producción
Producción en masa
La seguridad social en España
Calidad de vida

Estás en: Inicio > Empleo - Trabajo > Trabajo > Concepto de sindicato

La palabra sindicato proviene de síndico; éste era la persona que asistía o representaba a un cliente ante un Tribunal de Justicia, y por extensión quien representaba y defendía los derechos de una ciudad, de una organización de personas, y de una corporación profesional.
En su acepción más usual tuvo su origen en Francia al constituirse para la representación y defensa de los intereses de los grupos obreros, cámaras sindicales, es decir, juntas de síndicos o de dirigentes; en el momento de su aparición entre 1864 y 1868, se orientaron hacia una composición mixta, con delegados empresariales y obreros, en clara reminiscencia de la tradición corporativa hasta que por fin se compusieron exclusivamente con trabajadores, en un movimiento paralelo a las cámaras de comercio, exclusivamente patronales.
En España tardó en aparecer la expresión sindicato: se habló más bien de sociedad obrera; y muchas veces de gremio.
La Ley de Asociaciones de 1887 habló también de gremios; en el primer tercio del siglo XX, en las sucesivas leyes sobre huelga, conciliación y arbitraje, comités paritarios, etc., se aprecia como una repugnancia a hablar de sindicatos.
En vez de Sindicato se utilizan las expresiones de Uniones, Centros, Asociaciones profesionales patronales y obreras, etc. La Constitución de 1931 dio carta de naturaleza jurídica a la palabra al declarar que “Los españoles podrán asociarse o sindicarse”.
En la actualidad la expresión sindicato está plenamente admitida, si bien se emplean simultáneamente otras denominaciones, tales como “organizaciones sindicales”, “sindicatos profesionales”, etc.

Concepto y caracteres

El sindicato es una realidad política, económica, jurídica, etc. y en todos estos órdenes tiene un contenido histórico, y como tal cambiante; de ahí que puedan ofrecerse para él varios conceptos y determinarse distintos caracteres entre los que están:

Concepto clásico

Se define como una asociación permanente de asalariados para defender o mejorar las condiciones de su contrato de trabajo.

Concepto actual

Se define como la agrupación permanente constituida por una pluralidad de personas que ejercen una actividad profesional similar para la representación y mejora de sus intereses profesionales y de sus condiciones de vida.
La OIT ha sintonizado con la orientación actual de sindicato al consignar que su misión fundamental es el progreso económico y social de los trabajadores. Corresponde también a los sindicatos desempeñar un papel importante en los esfuerzos hechos en cada país para favorecer el desarrollo económico y social y el progreso del conjunto de la colectividad.
La CE recoge esta nueva orientación internacional.

Figuras afines al sindicato

El sindicato es una manifestación del fenómeno asociativo, connatural, a la vida humana; guarda una estrecha relación con otras agrupaciones sociales que son:

Sindicato y sociedad

En el plano estrictamente jurídico, la sociedad es una agrupación de dos o más personas que convienen en aportar bienes o trabajo a un fondo común con ánimo de obtener un beneficio mediante el reparto de las ganancias.
Con esta definición se aprecian las notas comunes entre sociedad y sindicato: pluralidad de personas, permanencia fondo común, órganos de reparación y gestión, etc.; la diferencia está en el fin: la sociedad y el sindicato se proponen obtener un beneficio, pero en la primera se añade la nota de ánimo o propósito de repartir ganancias, con lo que en último término el interés social se individualiza, es decir, es una simple suma de los intereses particulares de los socios, mientras que en el sindicato el interés es colectivo, indivisible en cuotas partes entre los miembros.
En un plano más sociológico que jurídico, la diferencia entre sociedad y sindicato se manifiesta en que la primera es de naturaleza contractual, mientras que el segundo, más que un contrato, tendría su nacimiento en un convenio o convención para vivir inmediatamente como una institución. La causa está en que la sociedad como tal es una simple yuxtaposición de intereses individuales, y la agrupación de los socios es puramente convencional, mientras que en el sindicato la organización como tal nace de un acuerdo entre sus miembros fundadores y por la adhesión de los futuros sindicatos, pero en su base está la comunidad profesional, integrada en la misma estructura social, a la que el sindicato representa y da forma, pero no crea. En el sindicato, pese a su voluntariedad y pluralismo, aparece un factor institucional que tiende a la representación unitaria o transpersonal.

Sindicato y asociación

En el orden jurídico, la asociación es una agrupación de personas que convienen en poner en común bienes o trabajo para conseguir un beneficio distinto del reparto de ganancias entre sus miembros. La asociación y el sindicato coinciden en numerosas notas. Sin embargo la diferencia está en la naturaleza del fin.

Sindicato y coalición profesional

La coalición, en cuanto persiga un fin útil y lícito, es una agrupación de varias personas, de carácter circunstancial y momentáneo, con un objetivo muy concreto y limitado, por lo que su organización es informal. Las coaliciones profesionales constituyen sociológica y jurídicamente el normal antecedente del sindicato en el que se refleja ya la toma de conciencia por los trabajadores de que sus intereses son permanentes, y por tanto exigen para su mejor defensa una organización estable y racional, cuyos puestos se proveerán según procedimientos estatutariamente determinados.
La coalición es una agrupación que como tal es distinta de sus actos.

Sindicato y colegio profesional

El colegio profesional es una universitas personarum: tiene una organización permanente, un fin social sin ánimo de lucro; etc. pero nace de la ley: es obligatorio y abarca a todos los miembros de la comunidad. La obligatoriedad colegial es constitucional.

Ibermutuamur

Documentación de prevención de riesgos laborales elaborada por Ibermutuamur Corporación mutua


Negociación colectiva

NEGOCIACIÓN COLECTIVA

 
2009 Comunidades de divulgación científico técnica. Elergonomista.com - Administración de empresas - Alimentación - Biofísica - Biología - Botánica - Biology - Cardiología - Denominación de origen - Ecología - Derecho romano - Enfermería - Farmacología - Fisiología animal - Fisiología vegetal - Fisioterapia - Fitoterapia - Historia - Marketing - Microbiología - Galénica - Geriatría - Paris - Patología - Psicología - Química - Relaciones Laborales - Salud Pública - Técnicas instrumentales - Traumatología  
Elergonomista.com, recursos sobre Seguridad y Salud Laboral en internet