Estás en: Inicio > Empleo - Trabajo > Trabajo > Convenio colectivo: Contenido y sujetos obligados
 
General
Top descargas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria
Formación
Utilidades
Contactar
Enlaces
Galería multimedia
Suscripciones
Jurisprudencia
Servicios de Prevención
Foro
Software


Convenio colectivo: Contenido y sujetos obligados

El convenio colectivo de trabajo tiene un contenido dual:

  1. Por un lado es una norma con preceptos generales, abstractos e impersonales;
  2. Pero, a la vez, es un vínculo jurídico concreto de contenido obligacional, entre partes determinadas.

Puede haber pactos colectivos no normativos, pero no puede faltar la parte obligacional, pues sin ella no hay vínculo o relación jurídica.


El nombre de convenio colectivo de trabajo se deberá reservar a los de naturaleza normativa; para los de naturaleza obligacional se debería hablar de contrato colectivo de trabajo.


En sus cláusulas normativas se fijan los salarios mínimos por categorías profesionales, las jornadas y descansos, las clases y cuantías de las primas de producción, los beneficios complementarios de Seguridad Social a Asistencia Social, etc.; es decir, el convenio colectivo regula las condiciones de trabajo que tendrán que respetar, al contratar entre sí, las personas representadas en la negociación: los empresarios y los trabajadores singularmente considerados.


En sus cláusulas obligacionales, en cambio, se fijan los derechos y, en general, los deberes asumidos directa e inmediatamente por las propias partes de la negociación que han firmado o suscrito el convenio; entre dichos deberes destaca el de paz laboral, que obliga a las organizaciones pactantes, con todos los medios lícitos a su alcance, a mantener el convenio, a no promover ni realizar conflictos contrarios a su observancia, etc.

Sujetos obligados

Se distingue, de un lado, las partes contratantes y, de otro lado, los sujetos obligados al convenio. Ante las cláusulas obligacionales, ambas situaciones se confunden y el sindicato es, a la vez, parte contratante y sujeto obligado. Pero ante las cláusulas normativas, si bien los sindicatos siguen siendo las partes negociadoras y pactantes, los sujetos obligados son los sindicados o los representados; es decir, son los empresarios y los trabajadores que se relacionan singularmente en la contratación individual del trabajo y que, como tales sujetos singulares, están sometidos a las reglas convenidas por sus representaciones pactantes.

©2004 Elergonomista.com