Estás en: Inicio > Empleo - Trabajo > Trabajo >Derechos del empresario
 
General
Top descargas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria
Formación
Utilidades
Contactar
Enlaces
Galería multimedia
Suscripciones
Jurisprudencia
Servicios de Prevención
Foro
Software


Derechos del empresario

El ETT es la ley laboral fundamental vigente que regula derechos y deberes de las dos partes presentes en el contrato de trabajo: trabajadores y empresario.
La naturaleza sinalagmática del contrato de trabajo y el carácter recíproco de las obligaciones que constituyen su objeto dan lugar a prestaciones, tanto del trabajador como del empresario.
Los derechos reconocidos al empresario por la legislación laboral tienen una substancial diferencia con los derechos que se reconocen a los trabajadores: Si los del empresario pueden o no ser ejercitados a libre voluntad de éste, los de los trabajadores son indisponibles e irrenunciables.

Derecho a la atribución de los frutos del trabajo, con especial consideración de los inventos del trabajador

El derecho más elemental del empresario, en cuanto parte de la relación laboral, es el derecho de apropiarse o atribuirse los frutos del trabajo producidos por el trabajador.
El trabajador no hace suyos los frutos de su trabajo, sino que el resultado útil de la actividad laboral pertenece al empresario desde el mismo momento de su producción.
El derecho incuestionable del empresario a la atribución de los frutos del trabajo quiebra cuando el resultado del trabajo es una invención del trabajador producida en el curso de su relación con el empresario.
La Ley de Patentes en su Título V distingue entre:

  • Invenciones de servicio: Son las realizadas por el trabajador durante la vigencia de su contrato de trabajo, y son fruto de una actividad de investigación explícita o implícitamente constituida del objeto del propio contrato de trabajo.

Esta clase de invenciones son típicas de contratos de investigación, en que al trabajador se le contrata precisamente para que investigue e invente, y la invención si se produce es el resultado útil normal y previsto.

  • Las invenciones de explotación: Que son las más comunes, son aquéllas que realiza el trabajador en relación con su actividad profesional en la empresa, pero en cuya obtención hubieran influido predominantemente conocimientos adquiridos dentro de la empresa o la utilización de medios proporcionados por ésta.

En este supuesto, el invento pertenece al trabajador, pero el empresario tiene derecho a asumir la titularidad de la invención o reservarse el derecho de utilización de la misma, dando al trabajador una compensación económica justa, sobre cuya cuantía, de no haber acuerdo, decidirá el juez.

  • Invenciones libres: Son las que puede realizar el trabajador, que no estén incluidas en los dos supuestos anteriores. Esta última clase de invenciones son debidas al talento e inventiva personales del trabajador, y por ello pertenecen a éste, sin ningún derecho del empresario.

Los litigios a que puedan dar lugar las invenciones laborales se solventarán ante la jurisdicción ordinaria con el presupuesto procesal obligatorio de un acto de conciliación previo en el Registro de la Propiedad Industrial.

©2004 Elergonomista.com