Estás en: Inicio > Fracturas > Tratamiento de una fractura > Consolidación
 



Consolidación de una fractura

 

Es el tiempo que transcurre en soldarse nuevamente el hueso, tiende espontaneamente hacia ello. Durante el proceso aparecen una serie de efectos fisiológicos: acidificación del medio (inflamación aséptica), comienza a aparecer infiltración de osteoblastos, comienza el depósito de sales - estos dos últimos fenomenos dan lugar a la formación del callo óseo, continua con el remodelamiento oseo reabsorbiendose el hueso que se ha producido en exceso.

Factores que influyen en la formación del callo oseo:

- Vascularización, en los más vascularizados el proceso es más rápido.

- Apertura o no de la fractura, una apertura conlleva un retraso en la consolidación

- Movilidad, si no está bien inmovilizado puede volver a romperse

- Edad, en el joven el proceso se realiza mejor que en el adulto

Criterios que confirman que la fractura se ha consolidado:

- Movilización no dolorosa

- Apoyo no doloroso

- No existe inflamación en el lugar de la fractura

- Criterios radiológicos, desparición de la línea de fractura, recalcificación adecuada

Osteosintesis

Intervención quirúrgica encaminada a la sustitución de los fragmentos de la fractura.

Ventajas:

Favorece la consolidación más rápida.

Inconvenientes

Sometimiento a una intervención no exenta de riesgos, complicaciones como consecuencia de la intervención

 

©2005 Elergonomista.com