Estás en: Inicio > Politraumatizado
 
Contenido
Fracturas
Esguince
Luxaciones
Hernia discal
Patología periarticular
Epicondilitis
Osteomielitis
Artritis séptica
Artritis TBC  
Tumores oseos



Politraumatizado

 

Es la persona que ha sufrido un accidente con heridas múltiples a diferentes niveles, situación de gravedad y urgencia, riesgo de shock y coma.

El politraumatizado es aquella persona con fracturas multiples y riesgo vital.

Establecer el orden de prioridades. Establecer un plan de primeros auxilios para que una vez estabilizado el paciente proceder al transporte hospitalario. Hacer una valoración inicial del enfermo para ver como se va a actuar. Ante un accidentado mantener permeables las vías aéreas, cortar hemorragias,...Lo primero aquello que afecte al sistema circulatorio o respiratorio. Ver si hay heridas en grandes vasos. Si hay lesiones viscerales que ocasionen hemorragias internas, si hay traumatismo craneoencefálico, si hay lesiones de vísceras huecas, fracturas abiertas, quemaduras, heridas en general, fracturas pequeñas, heridas de partes blandas.

Medidas de actuación

Determinar el pulso. Tomarlo a nivel carotideo, si está debil puede indicar una situación de preshock, si está ausente comenzar con reanimación cardiopulmonar

Respiración. Tanto el número como las características. Si hay apnea, resucitación respiratoria

Estado de conciencia. De forma verbal, ver si hay respuesta a estímulos. Si está consciente preguntar si hay dolor y donde. Si no responde a nada, inconsciencia - coma. Precaución en el desplazamiento debido a posibles traumatismos craneales.

Fase de preshock. Irrigar la zona cerebral, para ello elevar las extremidades si no se encuentran lesionadas, facilitar la respiración soltando todo aquello que comprima o pueda dificultar la respiración. Extraer cuerpos extraños de la boca, evitar la caida de la lengua. Mantenerlo tapado para evitar la pérdida de calor.

Heridas o hemorragias externas. (hipovolemia, shock)

Cohibir la hemorragia, para ello realizar compresión directa sobre la zona afectada. Puede hacerse manual o con algo que sustituya al aposito. Comprimir bastante tiempo, al mismo tiempo que comprobar con frecuencia si todavía sangra, pero nunca quitar el puño. Vendaje compresivo fuerte.

Compresión indirecta. Comprimir sobre la arteria responsable de la irrigación de esa zona. Si aun así no cediese torniquete. Si la herida es en el cuello, no comprimir la otra carótida ya que se obstaculizaría toda la irrigación cerebral. Se hace en heridas producidas por la amputación traumática de un miembro o parte de él.

 

©2005 Elergonomista.com