Estás en: Inicio > Empresas usuarias: Formación, información y vigilancia de la salud
 
General
Top descargas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria
Formación
Utilidades
Contactar
Enlaces
Galería multimedia
Suscripciones
Jurisprudencia
Servicios de Prevención
Foro
Software


 


Empresas usuarias: Formación, información y vigilancia de la salud

 

La obligación de información al trabajador sobre los riesgos, medidas de prevención, formación y medidas de vigilancia de la salud se impone a la empresa de trabajo temporal ( Art 2.2 RD 216/99)
Correlativamente, se establece la obligación de la empresa usuaria de asegurarse del cumplimiento de dicha obligación por la empresa de trabajo temporal. Se trata de una obligación complementaria de la obligación de información impuesta a la empresa de trabajo temporal como obligada principal y que viene a constituir una garantia o aseguramiento de cumplimiento de aquella.
La obligación de comprobación para la EU se recoge como una obligación de carácter positivo, es decir, de constatación fehaciente de que se ha facilitado la información al trabajador, y con un carácter negativo, prohibiendo el inicio de la prestación de servicios hasta que no tenga constancia de que ha recibido dicha información ( Art. 4.2 RD 216/99).
Al respecto, la experiencia pone de manifiesto que esta obligación se cumple habitualmente de una manera genérica, acudiendo a "bases de datos" que contienen evaluaciones genéricas, sin disponer la empresa de trabajo temporal de la evaluación de la empresa usuaria, y, por tanto, totalmente inadecuada e insuficiente. Asimismo, no es infrecuente que, en contratos de muy corta duración, se facilite con posterioridad ai inicio del trabajo, incluso en el momento de la entrega del finiquito como una mera "formalidad".
Deberá existir prueba documental de dicha comprobación, que la información se adecua plenamente a la evaluación de riesgos de la EU y que la misma se ha hecho con anterioridad al inicio de la ejecución dei contrato.
Se trata de una obligación de información al trabajador cedido que la normativa impone, en primer lugar, a la empresa de trabajo temporal (Art. 3 RD 216/99) y, en segundo lugar, a la empresa usuaria.
No se trata, sin embargo de una mera repetición de información, sino que la información que ha de facilitar la empresa usuaria es más amplia de la facilitada por la empresa de trabajo temporal en la medida que, adernas de los riesgos generales y específicos y las medidas de prevención, formación y vigilancia de la salud, deberá incluir:
- la organización de la prevención en la empresa, con indicación nominativa de los responsables,
- los trabajadores designados y/o el Servicioo de Prevención, los representantes de los trabajadores con competencia en materia de prevención de riesgos laborales ( que hará posible el ejercicio de su derecho a dirigirse a los mismos reconocido en el Art. 4.3 RD 216/99), medidas de coordinación de actividades e identidad del coordinador de seguridad, en su caso,
- situaciones de emergencia y las medidas de prevención a adoptar.
En relación al puesto de trabajo, este deberá estar perfectamente identificado en cuanto a su clasificación profesional, su integración en la estructura organizativa de la empresa (jefe del que depende, etc) así como la ubicación espacial en el centro de trabajo, no bastando la referencia genérica a una categoria profesional.
Se trata de una obligación de constatación impuesta a la empresa usuaria referida a la aptitud para el trabajo del trabajador cedido en atención a las características del puesto de trabajo a desempeñar, los resultados de la evaluación de riesgos realizada por la empresa usuaria y cuanta información sea requerida por el médico responsable.
Se impone dicha obligación con un carácter positivo, de recabar información y, con un carácter negativo, de no permitir el inicio de la prestación de servicios del trabajador puesto a su disposición hasta que no se tenga constancia del cumplimiento de dicha obligación. Es última exigencia conlleva que se ha de recabar la información previamente al inicio de la prestación de servicios.
Por tanto, la empresa usuaria debe disponer de la información acreditativa de la aptitud del trabajador con carácter previo al inicio del trabajo y que dicha información se ha facilitado documentalmente, resultando inaceptable la mera información verbal.
La obligación de formación se impone a la empresa de trabajo temporal ( Art. 12.3 LETT y Art. 3.3 RD 216/99).
Como complemento y garantia, el RD establece la obligación para la empresa usuaria de recabar información para asegurarse de que posee las cualificaciones y capacidades requeridas para el desempeño del puesto según sus condiciones así como formación en materia preventiva.
La obligación impuesta a la empresa usuaria no es, sin embargo, pareja a la obligación de formación que recae sobre la empresa de trabajo temporal en la medida que la empresa usuaria tiene una obligación de comprobación, no solamente que el trabajador posee una formación en materia preventiva adecuada y suficiente sino también que su cualificación y aptitud profesional es la adecuada y suficiente en relación a las concretas condiciones del puesto de trabajo ( lo cual exigirá una valoración tanto en atención a su formación preventiva como a otros elementos de juicio como sus titulaciones o especialidades, su experiencia profesional, etc)

©2004 Elergonomista.com