Estás en: Inicio > Disfagia
 
General
Salud  
Enfermedad
La enfermedad
Contenido
Patología
Dolor
Fiebre
Genética médica
Inmunologia clínica
Enfermedades infecciosas
Enfermedades neoplásicas
Inmunopatología
Inflamación  
Tejido muscular
Aparato digestivo
  Disfagia
  Esofagitis
  Diverticulos esofagicos
  Secreción gastrica
  Ulcera peptica
  Tumor de estomago
  Diarrea
  Estreñimiento
  Ileo  
  Diverticulitis  
  Colon irritable  


Disfagia

 

Consiste en la dificultad del paso del bolo alimentario. En ocasiones la deglución es dolorosa denominándose entonces odinofagia. En algunas ocasiones no sólo hay dificultad sino que no se puede tragar nada a lo que se denomina afagia.

Tipos de disfagia:
1.-Mecánicas u obstructivas: la dificultad se debe a una desproporción entre el bolo y la luz del esófago. La causa más común suele ser una estenosis del esófago.

2.-Funcionales: se dan por trastornos donde falta la movilidad del esófago, de su musculatura, es decir falta de relajación o contracción.

Tipos de disfagia mecánica:

  • Luminal: hay algo en la luz que dificulta el paso, siendo lo más frecuente la presencia de un cuerpo extraño.
  • Parietales: algo que crece desde la pared del esófago estrechando la luz del tubo. Esto se da en los tumores, inflamaciones, etc.
  • Extraluminales: algo que crece en el intestino; tumores, gánglios, etc. y puede hacer que disminuyan la luz. Por ejemplo una aneurisma de aorta a nivel del paso cerca del esófago.

            La disfagia mecánica, generalmente comienza con una dificultad para tragar alimento sólido, después la enfermedad avanza y el enfermo sólo se alimenta del líquido llegando incluso a una afagia.

            En la disfagia funcional, se presenta esta dificultad para tragar tanto sólidos, líquidos.

Tipos de disfagia funcional:

  • Por disminución de la motilidad del esófago: se denominan disfagias atónicas. Se caracterizan por que no se da la contracción y no hay presencia de ondas peristálticas.
  • Por aumento del tono muscular: es decir por falta de la relajación muscular. Hay dos grupos:
      • Acalasias o achalasias: consiste en la falta de regulación de los esfínteres esofágicos:

-Puede darse a nivel alto, en la musculatura controlada por el músculo cricofaríngeo con lo cual se denomina acalasia cricofaríngea.
La clínica que se produce es una disfagia alta.

-Puede darse a nivel bajo, lo que se denomina Acalasia esofágica. Aquí se da una falta de relajación en el esfínter esofágico inferior. Es la más frecuente. La causa suele ser la falta de inervación del esófago a ese nivel.
Clínica: dolor torácico, disfagia, regurgitación.
Diagnóstico: se suele hacer por manometría, consiste en introducir una sonda que mide las presiones. Por lo tanto se observa un aumento de la presión en el esfínter esofágico inferior producido por la falta de relajación.
Tratamiento:
1. En primer lugar se es un tratamiento farmacológico:
-Nitratos.
-Antagonistas del calcio.

2. En segundo lugar se hace un tratamiento denominado dilataciones: consiste en introducir una sonda con un balón, que se hincha y debilita, en varias sesiones, la pared muscular disminuyendo la disfagia.

3. En tercer lugar se hace un tratamiento quirúrgico con miotomía en el cual se corta el músculo para debilitarlo.

      • Espasmos esofágicos difusos: consiste en ondas peristálticas terciarias que no mueven el bolo y que son dolorosas.

Clínica: el dolor es retroesternal, y desencadenado por la comida.
Causa: desconocida.

Diagnóstico:
-Por manometría: consiste en la detección de ondas terciarias por las presiones.
-Por radiología de barrio: se toma una papilla con bario de manera que el bolo se fragmenta y aparece en la radiografía como trozos en lugar de una masa continua.
Tratamiento: farmacológico utilizando nitratos y antagonistas del calcio.

 

©2005 Elergonomista.com